lunes, 18 de octubre de 2010

Carrion de los Cespedes

En la  época arabe, este bonito pueblo, no era mas que una alqueria, como en otros tantos pueblos sevillanos de la epoca.Fue reconquistada por Alfonso X, que asi mismo la donó a la Orden de Calatrava.Su fundación data de 1334 y en esa época se denominaba Carrión de los Ajos.

La repoblación de la zona fue dificultosa y no finalizo hasta el siglo XIV.En 1576, Felipe II, Rey y  a la vez Maestre de la Orden de Calatrava, vendio la villa a D. Gonzalo de Céspedes. Desde entonces paso a denominarse Carrion de los Cespedes.
Esta es,asi de pasada, la historia de este acogedor rincon del Aljarafe sevillano.Cuando mis pasos me guiaron hasta esta localidad  no tuve mas remedio que recrearme entre sus calles y Monumentos.

Su iglesia parroquial del Santo Patron San Martin que originariamente era un templo mudéjar fue contruido a finales del siglo XV, aunque a raiz del terremoto de Lisboa en 1755 sufrio diversas transformaciones.

En su interior se puede apreciar un retablo con una escultura de gran valor de San Jose, que forma parte , junto a la Virgen del Rosario que se monta en el altar desde el siglo XVII.Tambien a destacar la imagen de la Virgen del Rosario situada en un retablo neoclasico del siglo XIX.

Entre sus limpias calles encontramos tambien la Ermita de Nª Sª de Consolación del siglo XVII, conocida antiguamente como la Ermita de la Vera Cruz,albergando en su interior al Cristo de la Vera-Cruz.
Estamos ante un pueblo tranquilo donde el pasear por sus calles y plazas es todo un placer.Una de sus plazas lleva el nombre del Indiano, en recuerdo de D.Joaquin Gaaleano de Paz, que partia para hacer las Americas en el 1742, regresando con una notable fortuna y prestigio social.

Otro dato curioso la encontramos en su entorno natural.Un parque con el nombre de Jagüey Grande, en reconociento al hermanamiento del pueblo de Carrión con el pueblo cubano de Jagüey Grande.Dotado de una belleza natural, con una zona de paseo y recreo y otra de barbacoas, mesas y bancos de madera para echar un buen rato.


Por ultimo decir que el arroyo Alcarayon, afluente del Guadiamar pasa por la zona llamada playa de las Moreras,la cual cuenta con un mirador y zona de ocio para disfrutar del corredor verde del Guadiamar.

5 comentarios:

Lola dijo...

Donde se ponga un pueblito con sus tradiciones y su belleza natural que se quite el más maravilloso monumento. Preciosas imagenes, aunque desconocía el lugar.

Paco dijo...

Que razon tienes Lola, hasta el mas pequeño y escondido tiene su encanto.Un saludo.

julia dijo...

Me encanta el primer plano del campanario, esos colores contra ese cielo azul.
Tiene pinta de ser un pueblo tranquilo y sosegado.
Un saludo.

Javier Adán dijo...

Muy buenas fotos y un blog muy entretenido.
Un sld

Fernando Santos (Chana) dijo...

Belo trabalho...Espectacular....
Cumprimentos